Andre El-Mann Arazi: Cinco tendencias de las Fibras Inmobiliarias en México.

Andre El-Mann

Los Fideicomisos de Infraestructura y Bienes Raíces (Fibras) han tenido un buen desempeño en la Bolsa Mexicana de Valores durante los últimos diez años. Pero en el último año, durante la crisis económica del 2020, enfrentó varios obstáculos y tuvo que adaptarse a los cambios.

Sólo en el último año, hubo muchos cambios en los hábitos de consumo, que han crecido aún más en 2021. Varios factores a nivel macroeconómico y microeconómico influyen en el rendimiento de estas herramientas.

Algunas preocupaciones inmediatas para la economía del país, como la progresión de la política nacional de vacunación y el control de las infecciones debido a las nuevas cepas de Covid-19, son elementos que repercutirán en la reactivación y en la transición a un periodo post-pandémico una nueva normalidad.

Con la progresión de esta estrategia, una mejora general de la economía se reflejará en el rendimiento de las Fibras, incluso en los sectores que sufrieron los mayores daños, como el sector de alquiler y el de arrendamiento y venta de empresas. Los siguientes factores contribuirán significativamente a las tendencias de los fideicomisos inmobiliarios en los próximos meses.

1. Reconversión y adecuación de espacios.

Algunos inmuebles de Fibra UNO(FUNO) ya han sido reconvertidos en espacios para otros usos. Esta tendencia se hará más notoria en los próximos meses y debe interpretarse como una muestra de la adaptabilidad y tenacidad de las Fibras. Será necesario atender las demandas de los inquilinos actuales y potenciales, así como una parte de los inmuebles ya construidos pero que requerirán conversiones, como las múltiples torres de oficinas que se convertirán en viviendas u hospitales.

2. Diversificación.

La diversificación, especialmente para los fideicomisos que tienen múltiples segmentos en su cartera, seguirá siendo un factor decisivo para las Fibras, ya que les permite resistir mucho mejor las fluctuaciones de la economía. Poseer un portafolio diversificado de propiedades permitirá un buen balance entre los negocios que sufren desventajas y los que tienen un buen desempeño, lo que brinda una mejor resistencia al tiempo que mantiene las ganancias del negocio.

3. Centros de datos en el punto de mira.

Según Infiniti Research, el sector mundial de los centros de datos aumentará a un ritmo anual del 18% hasta alcanzar los 270.000 millones de dólares en 2024. Esto significa que la demanda de ubicaciones para construir estos espacios aumentará, y nuestro país no se quedará atrás. Por lo tanto, esto genera una vasta oportunidad para que las Fibras exploren su participación en este rubro si cuentan con los metros cuadrados requeridos para estos espacios.

4. Sector industrial.

El desempeño de este sector seguirá mejorando debido a su alta tasa de ocupación. A medida que más y más empresas de comercio electrónico continúen expandiéndose, la demanda de espacio crecerá, estimulando así un crecimiento positivo en este sector. Esto proporciona dinamismo a las Fibras con la capacidad y las instalaciones para satisfacer esta demanda, como almacenes, parques industriales y plantas de fabricación. Incluso ha ayudado a amortiguar los obstáculos de la pandemia.

5. Ubicación de los locales.

Por último, una tendencia que determina el éxito de cualquier empresa relacionada con el sector inmobiliario, que siempre estará de moda, es la ubicación de sus inmuebles. Mientras una Fibras tenga en su cartera un inmueble óptimamente ubicado en un lugar privilegiado que genere ingresos a sus inversionistas, no importan los altibajos a los que se enfrenten otras propiedades en tiempos económicos difíciles; siempre podrá cambiar en consecuencia y adaptarse a la nueva norma y seguir generando ingresos, ya que las inversiones inmobiliarias resisten la prueba del tiempo. Las Fibras se han consolidado como un motor de la economía mexicana, constituyendo una opción de inversión confiable capaz de capear el temporal económico mundial.

Andre El-Mann Arazi tiene más de 30 años de experiencia en el sector inmobiliario, y es el cofundador de uno de los mayores grupos inmobiliarios de México.

Andre El-Mann Arazi tiene más de 30 años de experiencia en el sector inmobiliario, y es el cofundador de uno de los mayores grupos inmobiliarios de México.